Hacer las labores de jardinería en una comunidad y conseguir un espacio natural bien cuidado que cumpla con todos los requisitos de sostenibilidad va más allá de regar las plantas periódicamente.

Si quieres que tu casa cuente con un jardín impecable debes contar con expertos en servicios para comunidades que tengan conocimientos en técnicas específicas de jardinería, capaces de cuidar el estado de todas las zonas con vegetación y, además, crear un pequeño ecosistema particular con valor ecológico.

En este post te ofrecemos una visión detallada de algunos conceptos relativos destacados.

Geobotánica

La geobotánica estudia la distribución de las plantas sobre la Tierra, y analiza sus características y las causas que la condicionan. Para entenderla, debes conocer una de sus problemáticas fundamentales: la diferencia entre flora y vegetación.

Definimos como flora las especies que conforman la vegetación de un lugar.

Entre los objetivos de la geobotánica, destacamos la distribución espacial de los jardines, la clasificación de comunidades vegetales, la ordenación de los factores ecológicos y el estudio de la productividad del espacio.

Biodiversidad

Tener en cuenta la biodiversidad es esencial para cuidar el jardín de una comunidad con las mayores garantías de éxito. En otras palabras, es importante que elijas las variedades a plantar pensando en aspectos como el ciclo del agua, la resistencia a plantas invasoras, la polinización, el posible control de plagas y el nivel de contaminación existente.

Igualmente, no puedes olvidarte de las especies ya plantadas, especialmente, de las que son más abundantes.

Edafología

La edafología es la ciencia que estudia la composición del suelo, valorando tanto su materia como su energía. Una vez el experto consigue estos datos, los relaciona con las plantas que pretende desarrollar en un espacio en concreto, así como con todo su entorno natural.

Es decir, la edafología relaciona las propiedades del suelo con la viabilidad de desarrollo de cada una de las especies vegetales que pretendas hacer crecer en un determinado jardín. Esto incluye valorar características como la profundidad, permeabilidad, riqueza de determinados nutrientes y la presencia de elementos concretos, como el sílice.

Asimismo, esta especialidad también valora la altitud del lugar, la orientación hacia el sol o la sombra y la existencia de un determinado microclima.

Plantas adventicias

Seguro que identificas, perfectamente, las malas hierbas de tu jardín, pero ¿lo son realmente?. Las plantas adventicias son el nombre técnico de estas especies que crecen por sí solas y que están tan adaptadas que incluso se desarrollan mucho más rápido que las variedades plantadas.

La verdad es que las llamamos malas hierbas por lo invasivas que son, pero si te aseguras la presencia en tu jardín de ciertas plantas adventicias podrás disfrutar de algunas ventajas que seguro resultarán muy beneficiosas para su desarrollo global.

El trébol es una de estas plantas adventicias que todos tendemos a arrancar cuando la vemos en el jardín. En cambio, se trata de una especie que aporta nitrógeno y una serie de hongos que resultan muy beneficiosos para la calidad del suelo. También hay que tener en cuenta que hay plantas que nos pueden ayudar a combatir plagas, como la cerraja. Si las mantenemos conseguiremos que parásitos como el pulgón se centren en ellas y dejen libres el resto de especies vegetales de su entorno. Igualmente, algunas de estas plantas son comestibles, como las flores de la capuchima.

También merece la pena destacar que la existencia de estas plantas en un jardín puede indicar la existencia de algún problema en el suelo. Así, por ejemplo, la ortiga aparece cuando hay un exceso de nitrógeno, y la lecheriega puede ser un indicativo de un nivel alto de ph.

Eso sí, si optas por mantener las plantas adventicias de tu jardín para disfrutar de sus ventajas, es muy importante que tu servicio de jardinería controle su época de floración para evitar que lleguen a dispersar sus semillas y su crecimiento llegue a superar al de las especies plantadas.

Fauna útil

En un jardín hay pequeños insectos y animales silvestres que pueden convertirse en tus mejores aliados para cuidar este espacio, aunque todos tendemos a considerarlos como una molestia cuando los vemos. La labor de estas especies puede evitarte usar algunos tratamientos fitosanitarios, con las ventajas ecológicas que esto supone.

La mariquita es un gran devorador de pulgones, mientras que abejas y avispas son eficaces polinizadores que te ayudarán a fecundar diversas especies de tu jardín. Las mariposas cumplen la misma función, además de llenar de belleza el espacio. Igualmente, las arañas y la mantis religiosa son excelentes depredadores capaces de acabar con moscas, grillos y saltamontes, entre otros.

Elige bien tu servicio para comunidades

Elige uno que tenga asimilada la teoría sobre jardinería en una comunidad. En este sentido, los servicios multiservicios baratos para comunidades no están reñidos con la calidad; al fin y al cabo, todo depende del nivel de especialización de los empleados que se harán cargo de tu jardín. Si quieres comprobar que la calidad no está reñida con el ahorro, ponte en contacto con nosotros para saber más sobre nuestros planes.