El agua ocupa tres cuartas partes de nuestro planeta y, sin embargo, solo un 3 % de ella es dulce. Se trata de un bien escaso al que, en ciertos lugares del mundo, sus habitantes tienen dificultades para acceder. Una de las funciones habituales de una empresa multiservicios es la localización de fugas de agua. Y, en la mayoría de los casos, contratarla es una decisión sumamente rentable.

Quien más quien menos, todos nos hemos llevado alguna vez un gran susto al recibir una factura del agua. Las fugas de agua causan la pérdida de centenares de litros de este valioso líquido y, lógicamente, el contador no discierne qué gasto ha sido consumido y cuál, directamente, hemos tirado al vacío.

Fuga de agua: cómo reducir el consumo

Tu casa puede sufrir una fuga de agua en cualquier momento. Las causas pueden ser distintas, desde un fallo en el drenaje del desagüe a un problema en la tubería, las conexiones, los grifos o el resto de los accesorios.

Por eso, el trabajo de una empresa multiservicios de confianza, no solo tiene una finalidad reactiva, la cual es muy importante, sino también preventiva. Es decir, estos profesionales pueden localizar esa pérdida de agua permanente que eleva tu factura mes tras mes. Pero también detectar los puntos débiles, y potencialmente peligrosos en este sentido, para que esa fuga de agua no llegue a producirse.

¿Quieres aprender a encontrar estas fugas? Te mostramos una serie de trucos y consejos útiles.

Consejos para la localización de fugas

Si dedicas, de vez en cuando, un rato de tu tiempo a buscar estos focos de derroche acuático, y sabes cómo hacerlo, vas a ahorrarte tanto tiempo como dinero.

Ten en cuenta, para ello, las siguientes pautas:

  • Busca señales como superficies blandas o húmedas, zonas cálidas, humedades y abultamientos. Pueden señalar la rotura de una tubería.
  • Si el consumo que refleja tu factura ha aumentado inexplicablemente, puedes constatar si hay una fuga cerrando todas las llaves de paso. Si, aún así, el contador sigue marcando… ¡habemus fuga!
  • ¿Se oyen ruidos de agua corriendo de repente? Lo más probable es que no sean espectros, sino algún problema en tus instalaciones. Cierra todos los grifos y equipos que utilizan agua y vuelve a escuchar. Si persisten esos sonidos… llámanos.
  • El calentador de agua suele ser también un buen chivato. Si se mantiene funcionando siempre, y no nos hace caso cuando lo apagamos, es muy probable que se trate de una fuga que está dinamitando tu ahorro en agua.
  • Chequea todos tus grifos y asegúrate de que no hay ningún siseo ni goteo en ellos. Asimismo, comprueba -si la tienes- que la caldera de gas natural no pierde presión y que la bomba de vaciado del WC nunca gotea.

Las fugas más difíciles de ver

Estar atento es un primer paso importante para identificar cuanto antes el problema, pero, por desgracia, aún siendo necesario no resulta suficiente. Porque en torno al 70 % de ellas no se pueden apreciar a simple vista, ya que se encuentran ocultas bajo las paredes o el suelo.

Estas son las peores, porque cuesta mucho más identificarlas y, por ello, los daños que generan son mucho mayores, pues se van acumulando durante más tiempo.

Técnicas profesionales para identificar las fugas

La observación, la escucha y las inspecciones oculares son buenos recursos domésticos, pero los profesionales de una empresa multiservicios especializados en la localización de fugas trabajan con herramientas, procedimientos y sistemas tecnológicamente avanzados. Cuando compares sus presupuestos, debes tomar en consideración aspectos como sus equipos, métodos, trayectoria y experiencia.

Para ayudarte a que puedas tomar la mejor elección, te informamos sobre algunas de las técnicas y recursos de última generación que pueden emplearse.

Inspección de tuberías mediante cámaras

Estas cámaras móviles, de reducido tamaño, se desplazan por las tuberías grabando todo lo que encuentran a su paso, por lo que ofrecen una estupenda precisión para encontrar esas roturas, por pequeñas que sean.

Localización termográfica

También son cámaras, pero de otro tipo, las que colorean con tonos distintos los cambios de temperatura en una zona determinada, por lo que es posible identificar dónde se encuentra esa agua que no vemos.

Sistemas de escucha

Los avances tecnológicos nos permiten escuchar mucho mejor. En las zonas susceptibles de sospecha, se ubican sendos micrófonos para analizar el ruido generado e identificar, en consecuencia, dónde se encuentra la fuga.

Escáneres de humedad

Es un procedimiento idóneo para localizar, de un modo no invasivo, las humedades en todo tipo de material o superficie.

Georradar

Es perfecto para establecer el punto exacto del problema, por lo que la obra a realizar para llevar a cabo el arreglo es muchísimo menor.

Por lo tanto, te conviene empezar a luchar contra las fugas en casa. Y, llegado el caso, acudir a una empresa multiservicios para solucionar definitivamente el problema, tanto en tu vivienda como en tu comunidad de vecinos.