Ventajas de plantar especies autóctonas en el jardín

En nuestra empresa contamos con un servicio de mantenimiento de jardines para tu comunidad, pero además queremos aconsejarte que priorices las especies autóctonas en el jardín. Es habitual que la gente sienta pasión por lo exótico y diferente, pero es importante que sepas que este tipo de plantas no tienen por qué responder bien al clima de la zona. Optando por las plantas propias del lugar, puedes beneficiarte de un sinfín de ventajas. Te explicamos cuáles son.

Ventajas del uso de especies autóctonas en jardinería

Mejor resultado

Una especie autóctona está adaptada al clima y la tierra de la zona en la que crece, de modo que es más probable que obtengas mejores resultados. Harán falta menos fertilizantes y, al estar habituada a la tierra y la zona, también resistirá mejor a las posibles plagas. Una planta exótica, por el contrario, puede no estar preparada para las plagas locales, y por lo tanto es posible que no sea capaz de defenderse.

Por otro lado, el clima es un importante factor. Si colocas una planta pensada para climas lluviosos y fríos en un lugar desértico, por poner un ejemplo extremo, es muy difícil que resista al calor. En este sentido, es mucho más favorable elegir especies autóctonas o naturalizadas que escoger plantas exóticas.

Un menor mantenimiento

Por el mismo motivo, una especie autóctona va a necesitar menos mantenimiento, lo que se traduce no solo en menos trabajo, sino en más posibilidades de éxito. Una planta mediterránea que crece en esta zona estará acostumbrada a inviernos suaves y a las épocas de lluvia del Mediterráneo. En ocasiones es posible que tenga suficiente con el agua de la lluvia, por lo que también el riego se reduce.

Eso sí, no descuides tampoco el cuidado de estas plantas. Siempre puede haber una sequía o un invierno más duro de lo habitual, y tendrás que responder a estas circunstancias de la mejor manera posible.

Más económico

Precisamente porque las plantas autóctonas suelen requerir menos riego y menos cuidados en general, es evidente que su mantenimiento no supone un coste tan elevado como el de una especie exótica. Has de pensar que según qué plantas no están pensadas para sobrevivir en el Mediterráneo y, por lo tanto, tendrás que proporcionarles unas condiciones especiales. Esto implica muchas veces bastante agua, fertilizantes, control de plagas y otras medidas que muy probablemente no tendrías que tomar con plantas autóctonas.

Se amoldan mejor al paisaje

Al fin y al cabo, una planta tropical siempre quedará mejor en un lugar tropical y esto sucede con cualquier tipo de planta. Una especie de la zona se amoldará al paisaje de forma natural porque es donde pertenece, de modo que no tendrás que hacer ningún esfuerzo desde el punto de vista estético.

Mucha variedad

No creas que por renunciar a las especies exóticas estás renunciando a la variedad de plantas. Hay un sinfín de especies autóctonas entre las que puedes elegir y, de hecho, incluso tienes la posibilidad de ir plantando diferentes plantas en cada estación. De esta manera te asegurarás de que siempre hay flores y de que tu jardín luce siempre bonito. Además, tienes la posibilidad de adquirir plantas autóctonas de hoja perenne, que nunca pierden su vistosidad.

Es más sostenible

Por supuesto, cuando hablamos de un jardín hablamos también del entorno natural, y es que las plantas se reproducen y pueden llegar a tener una influencia más allá de tu comunidad. Las especies exóticas, por más bonitas que sean, pueden llegar a ser invasoras y eso no es positivo para el medio ambiente. El motivo es que una invasión por parte de especies de otros lugares del mundo podría llegar a acabar con las especies locales, y eso desde luego no es algo deseado.

Cuando en el jardín de tu comunidad de propietarios hay plantas exóticas, se está contribuyendo a este comportamiento poco sostenible. Por el contrario, plantar especies autóctonas es más responsable y respetuoso con la naturaleza de la zona. Si a esto le sumamos que las plantas del lugar requieren menos mantenimiento, se adaptan mejor al clima y la tierra y, en general, duran más dando buenos resultados, parece evidente que son muchas las ventajas de optar por estas últimas.

Por último, queremos recordarte que el hecho de que en tu comunidad de propietarios haya especies autóctonas no quiere decir que debas descuidar el mantenimiento de jardines. Este es uno de los servicios que te ofrecemos en nuestra empresa multiservicios BlueTietar, y es que ponemos al servicio de tu comunidad un jardinero experto y profesional que se ocupará de todo para que tus plantas se mantengan en buen estado. Él sabrá cuáles son las especies que mejor responden en tu zona, así como qué cuidados necesitan. Ponte en nuestras manos si quieres un jardín con el que todos los vecinos estén encantados.

imagen